El tiempo de Dios parte 2

J. Reina

Predicas para jovenes Oracion eficaz

 

Seguimos hablando sobre el tiempo en que Dios decide mover. El tiempo de Dios siempre  es cambiante y nosotros no podemos saber exactamente como ni cuando va mover. A pesar de esto hay características del tiempo de Dios que son muy importantes saber y nos ayudan cuando estamos en medio de la espera.

 

En la primera parte vimos que el tiempo de Dios es perfecto, que su plan para nosotros es bueno aunque muchas veces no es como nosotros lo habíamos pensado. Sabemos que

Dios siempre contesta de acuerdo a su plan, y nunca contesta tarde. El es nuestra ayuda oportuna.

  “Vaya está bien.” Me podrían decir,

“Pero es tan difícil seguir orando y confiando cuando no veo que nada pasa.”

 

Te diría que tienes toda la razón. ¡Es cierto! No es fácil creer sin ver y no es fácil seguir con esperanza cuando necesitas algo ya (¡!) y no ves la salida. No es fácil orar cuando te sientes desanimado y perdido, cuando sientes que quizás te equivocaste, quizás es tiempo en que deberías rendirte, en que deberías buscar otra opción, otra alternativa.

 Aquí se encuentra la otra característica del tiempo de Dios: LA FE.

Hola y bienvenido a este sitio diseñado para darte mensajes, predicas y herramientas actuales y prácticas para los jóvenes cristianos de esta generación que viven en un cambio constante y necesitan las Verdades de Dios en un lenguaje relevante a su realidad.