Archivo para mayo 2011

Prédicas para Jóvenes: Cuando Dios mueve nuestro corazón Parte I
por Esteban Reina

—-  Puedes ver la primera parte aquí: —-

Dios corazon1 Cuando Dios mueve nuestro Corazón   Parte IIAnanías y Safira

Un ejemplo claro es la historia de Ananías y Safira, que queriendo hacer lo correcto terminaron haciendo algo tan engañoso que resulto en sus muertes. Leamos Hechos 5:1-7

Todos los cristianos daban al pobre, era común en la iglesia en aquel entonces (¡ojala fuera así ahora!) y yo creo que ellos quisieron obedecer lo que Dios había puesto en su corazón: “Vamos viejo vendamos esto y lo damos a la iglesia” “Si, siento del Señor de bendecir con lo que tengo” “amen y amen” Y fueron, encontraron un comprador, hicieron los papeles, pagaron los impuestos, y en ese proceso de la venta comenzaron a darse cuenta de que  era más dinero del que ellos esperaban, y comenzaron racionalizar su acto de fe: “bueno la verdad que Dios también quiere que nos falte nada NOSOTROS, ¿va mi amor?” “Y si querido, tampoco pueden pretender los pastores que demos TOOOOODO el dinero, o sea”. Tanto así que no solo se engañaron ellos mismo de pensar que todavía estaban dentro de la voluntad de Dios, sino que intentaron engañar a toda la iglesia.

Prédicas para Jóvenes: Cuando Dios mueve nuestro corazón Parte I
por Esteban Reina

Dios corazon Cuando Dios mueve nuestro Corazón   Parte IConstantemente tenemos dentro nuestro una batalla de elegir lo que hemos de hacer o como hemos de reaccionar ante la circunstancia que se nos presenta. ¿Hago lo que YO creo que es correcto o hago lo que DIOS dice que hay que hacer?

Todo hijo de Dios tiene este conflicto, es el nivel más básico de nuestra lucha espiritual, luego nos movemos a otro aspecto: Cuando no hay ninguna circunstancia o problema pero puedo decidir hacer algo al respecto. Puedo dar una ofrenda, ayudar a otro, regalar algo, hacer algo sin que me lo pidan, etc.

Todo esto es porque el Señor constantemente se está moviendo en nuestros corazones, queriendo terminar aquella obra que él ha comenzado el día en que creímos (filipenses 1.6), constantemente el Espíritu santo está buscando hacer su obra en nosotros. “Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. ” (Juan 16.8-9, RVR60)[1] El Espíritu Santo está constantemente moviéndonos a darnos cuenta que hemos pecado, también nos mueve a buscar la justicia de Dios en vez de los valores humanos solamente; y tercero nos recuerda como cristianos acerca de la importancia de mantener la eternidad en perspectiva de todo lo que hacemos en la vida en la tierra. Y aun mas, Dios pone en nosotros el “querer como el hacer por su buena voluntad” (Fil.2.13)

Hola y bienvenido a este sitio diseñado para darte mensajes, predicas y herramientas actuales y prácticas para los jóvenes cristianos de esta generación que viven en un cambio constante y necesitan las Verdades de Dios en un lenguaje relevante a su realidad.